18/9/14

Una vivencia inolvidable en #VeranoMisión

"He conocido muchos héroes anónimos" nos cuenta Asun Parra tras su #VeranoMisión en Bolivia.



En el Instituto Psicopedagógico de los Hermanos de San Juan de Dios, en Sucre, Bolivia he compartido mi tiempo con "Niños y niñas de 1 a 18 años, esos ángeles de la tierra (como les llaman algunos de los trabajadores del centro) que cada uno con su historia, su pequeña vida, dejan huella a todo el que pasa por el centro. Son un modelo a seguir, ya que, viven la vida como un regalo de Dios, disfrutando cada día, cada momento aun cuando su vida está llena de algunas dificultades. Desde el primer día nos robaron el corazón y de alguna forma lo agrandaron queriéndonos y dejándose querer con ese amor sincero y gratuito de niños ¡Qué fácil es ser feliz con lo cotidiano! ¡Qué fácil es ser feliz con poner un poco de amor a nuestro alrededor!

Leer su testimonio 



El Papa recuerda los misioneros

"Quisiera recordar la vida heroica de tantos, tantos misioneros y misioneras, que han dejado su patria para ir a anunciar el evangelio en otros países, en otros continentes .... Demos gracias a Dios porque nuestra Iglesia tiene tantos misioneros, ha tenido tantos misioneros, y tiene necesidad de más aún, ¡agradezcamos al Señor por esto!"




Con estas palabras el Santo Padre en la catequesis de ayer, en la que explicó porque la Iglesia, universal y misionera y no puede encerrarse en sí misma, recordó expresamente a los misioneros que anuncian el Evangelio en todo el mundo y señaló que los misioneros son un motivo para agradecer a Dios. Al mismo tiempo invitó a los jóvenes a convertirse en misioneros.

Ofrecemos el texto íntegro de la catequesis del Papa.

"Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Esta semana continuamos hablando sobre la Iglesia.

Cuando profesamos nuestra fe, nosotros afirmamos que la Iglesia es "católica" y "apostólica". Pero, ¿cuál es efectivamente el significado de estas dos palabras, de estas dos conocidas características de la Iglesia? ¿Y qué valor tienen para las comunidades cristianas y para cada uno de nosotros?

1. Católica significa universal. Una definición completa y clara nos es ofrecida por uno de los Padres de la Iglesia, de los primeros siglos, San Cirilo de Jerusalén, cuando afirma: "la Iglesia sin duda es llamada católica, es decir, universal, por el hecho que está difundida por doquier, desde uno al otro confín de la tierra; y porque universalmente y sin defección enseña todas las verdades que deben llegar a conocimiento de los hombres, ya sea con respecto a las cosas celestes que a las terrestres. (Catequesis XVIII, 23). Un signo evidente de la catolicidad de la Iglesia es que ella habla todas las lenguas. Y esto no es otra cosa que el efecto del Pentecostés (cfr At 2, 1-13): es el Espíritu Santo, en efecto, que ha puesto en condiciones a los Apóstoles y a la Iglesia entera para que hagan resonar para todos, hasta los confines de la tierra, la Buena Noticia de la salvación y del amor de Dios. La Iglesia así nació católica, es decir, "sinfónica" desde los orígenes y no puede ser otra cosa que católica, proyectada hacia la evangelización y al encuentro con todos. La palabra de Dios hoy se lee en todas las lenguas: todos tienen el Evangelio en la propia lengua. Para leerlo. Y vuelvo a lo mismo: es siempre bueno llevar con nosotros un Evangelio chiquito, para llevarlo en el bolsillo, en la cartera. Y durante la jornada leer un fragmento. Esto nos hace bien. El Evangelio está difundido en todas las lenguas porque la Iglesia, el anuncio de Jesucristo Redentor está en todo el mundo. Y por esto se dice que la Iglesia es católica: porque es universal.

2. Si la Iglesia nació católica, quiere decir que nació "en salida", que nació misionera. Si los apóstoles se hubieran quedado ahí en el cenáculo, sin salir a predicar el Evangelio, la Iglesia sería solamente la Iglesia de aquel pueblo, de aquella ciudad, de aquel cenáculo. Pero todos salieron por el mundo desde el momento del nacimiento de la Iglesia; desde el momento que vino el Espíritu Santo. Y por esto la Iglesia nació "en salida", es decir, misionera. Es lo que expresamos calificándola apostólica. Porque el apóstol es el que lleva la Buena Nueva de la resurrección de Jesús. Este término nos recuerda que la Iglesia, sobre el fundamento de los Apóstoles está en continuidad con ellos. Son los apóstoles que fueron y fundaron nuevas iglesias, han consagrado nuevos obispos. Y así en todo el mundo, en continuidad. Hoy, todos nosotros estamos en continuidad con aquel grupo de apóstoles que ha recibido el Espíritu Santo y luego fue "en salida" a predicar. La Iglesia es enviada para llevar a todos los hombres este anuncio del Evangelio, acompañándolo con los signos de la ternura y del poder de Dios. También esto deriva del evento del Pentecostés: es el Espíritu Santo, en efecto, que supera toda resistencia, que vence la tentación de cerrase en sí mismos, entre pocos elegidos, y de considerarse los únicos destinatarios de la bendición de Dios. Imaginémonos si un grupo de cristianos hace esto: "nosotros somos los elegidos, sólo nosotros"... al final, mueren. Mueren primero en el alma, luego morirán en el cuerpo porque no tienen vida, no son capaces de generar vida a otra gente, a otros pueblos. No son apostólicos. Y es precisamente el Espíritu Santo que nos conduce al encuentro con los hermanos, también hacia aquellos más distantes en todo sentido, para que puedan compartir con nosotros el amor, la paz, la alegría que el Señor Resucitado nos ha dejado como don.

3. ¿Qué comporta para nuestras comunidades y para cada uno de nosotros, ser parte de una iglesia que es católica y apostólica? En primer lugar, significa llevar en el corazón la salvación de toda la humanidad, no sentirse indiferente o extraños con el destino de muchos de nuestros hermanos, sino abiertos y solidarios para con ellos. También significa tener el sentido de plenitud, de lo completo, de la armonía de la vida cristiana, rechazando siempre las posiciones parciales, unilaterales, que nos encierran en nosotros mismos.
Ser parte de la Iglesia apostólica quiere decir ser consciente de que nuestra fe está anclada en el anuncio y en el testimonio de los mismos Apóstoles de Jesús. Está anclada allí, es una larga cadena que viene de allí; y por eso sentirse siempre enviados, sentirse mandados, en comunión con los sucesores de los Apóstoles, a anunciar, con el corazón lleno de alegría, a Cristo y su amor por toda la humanidad. Y aquí yo quisiera recordar la vida heroica de tantos, tantos misioneros y misioneras, que han dejado su patria para ir a anunciar el evangelio en otros países, en otros continentes. Me decía un cardenal brasilero que trabaja bastante en el Amazonas, que cuando él va a un lugar, a un pueblo del Amazonas, a una ciudad, va siempre al cementerio. Y allí ve las tumbas de estos misioneros, sacerdotes, hermanos, monjas, que han ido a predicar el Evangelio, apóstoles; y él piensa: todos ellos pueden ser canonizados ahora, han dejado todo para anunciar a Jesucristo. Demos gracias a Dios porque nuestra Iglesia tiene tantos misioneros, ha tenido tantos misioneros, y tiene necesidad de más aún, ¡agradezcamos al Señor por esto! Tal vez entre tantos jóvenes, chicos y chicas que están aquí, alguno tiene ganas de convertirse en misionero, ¡que vaya hacia adelante! ¡Es bello esto, llevar el Evangelio de Jesús! ¡Sean valientes!


Pidámosle entonces al Señor, que renueve en nosotros el don de su Espíritu, para que toda comunidad cristiana y todo bautizado sea expresión de la santa madre Iglesia católica y apostólica.



17/9/14

#VeranoMisión con los Dominicos

"Un occidental de misión", Carmen y Carlos nos relatan su experiencia de #VeranoMisión en Perú



Carmen y Carlos cuentan en un blog que han hecho con este propósito su experiencia de #VeranoMisión con los Misioneros Dominicos en Shintuya Perú: "Un occidental de misión". 

En él cuentan el día a día de un misionero y más allá de lo cotidiano, sobre todo las motivaciones más profundas de los misioneros: “Su fuerza es la Fe y su símbolo la luz del evangelio” y su propia experiencia: “Gracias Padre por darnos la oportunidad de compartir a través del camino y con el carro la historia de tantas gentes que Tú y los padres dominicos, con su disponibilidad y servicio, ponéis en nuestro paso por la Misión”.

Leer el testimonio completo en su blog:



Francisco: la Iglesia es misionera

El Papa Francisco ha recordado hoy que la iglesia es misionera y pide al Señor nos ayude a anunciar a Cristo que ama a todos los hombres. 


"La Iglesia es católica porque es universal: tiene la misión de anunciar la Buena Noticia del Amor del Dios hasta los confines del mundo... Y es apostólica porque es misionera" ha dicho el Santo Padre en la catequesis de hoy.


News.va informa sobre esta catequesis en con esta noticia:

El Anuncio de Cristo a todos los hombres, acompañado de los signos de la ternura y el poder de Dios, es la misión, el Papa en la Catequesis

El Papa en la catequesis del 17 de setiembre de 2014, en la plaza del Santuario de san Pedro, ante miles de fieles y peregrinos dijo que la Iglesia “Es católica porque es universal: tiene la misión de anunciar la Buena Noticia del amor de Dios hasta los confines del mundo, enseñando todo lo necesario para la salvación. Y es apostólica porque es misionera: como los apóstoles y en continuidad con ellos, ha sido enviada a preparar la venida del Señor, acompañando su palabra con los signos de la ternura y del poder de Dios.

Explicando el articulo del Credo que dice: “creo en la Iglesia católico y apostólica”, Francisco explicó: “La Iglesia, universal y misionera, cuenta con la asistencia del Espíritu Santo, que continuamente la hace salir de sí misma al encuentro de los hermanos y hablar las lenguas del mundo entero para comunicar a todos la alegría del Señor Resucitado.”

El sucesor de Pedro afirmó que “como miembros de la Iglesia, también nosotros participamos de su misión: somos responsables de la salvación de todos los hombres, y, por tanto, no podemos permanecer indiferentes o ajenos a la suerte de nuestros hermanos; además, el Espíritu Santo también actúa en nosotros para que no nos cerremos en posiciones unilaterales y procuremos siempre el entendimiento, la armonía, la “sinfonía” en la vida cristiana”.

El Vicario de Cristo pidió para los peregrinos a la tumba de los apóstoles Pedro y Pablo, que el Señor “los ayude a anunciar a Cristo, que ama a todos los hombres”.


Jesuita Guillermo Ortiz de RADIO VATICANA
www.news.va

Para ver el vídeo de la catequesis del Papa pincha aquí:


16/9/14

Manuel tras #VeranoMisión en Perú

“El Señor ha tocado profundamente nuestros corazones en nuestra estancia en Perú” afirma el seminarista sevillano Manuel Jiménez de su experiencia #VeranoMisión.



Manuel ha vivido una experiencia misionera este verano en Moyobamba y ha comprobado la universalidad y catolicidad de la Iglesia y la necesidad de la evangelización. 
En su testimonio, constata que “allí era muy fácil encontrarse con Él: en la naturaleza, en la fe sencilla de unas personas que siempre hablan de Dios, en su Evangelio que se hace especialmente  real”. Para él ha sido una oportunidad de vivir “la grandeza y la catolicidad de nuestra Iglesia”, además de descubrir al vivo “la necesidad real del anuncio de la Palabra de Dios, de la celebración de los sacramentos, de las vocaciones a la vida sacerdotal y misionera”.

Leer el testimonio completo en Misiones Sevilla:

Mª Jesús y su #VeranoMisión

“Los pobres no son perfectos, pero son los preferidos de Dios y los quiero" Mª Jesús Romero en su experiencia de #VeranoMisión en Guatemala


“¿Por qué?” Se pregunta, María Jesús, voluntaria misionera de la Dióceis de Ciudad Real.  “¿Porque unos tenemos la vida relativamente fácil y otros desde que nacen la tienen tan difícil y tan dura?”. Una experiencia en la que ha trabajado con jóvenes y le ha llevado a reflexionar sobre la realidad e la pobreza: “Además está el trabajo del día a día y el compartir momentos, con los jóvenes cada vez tengo más confianza y comparto muchos momentos que me hacen sentir muy bien, también es una lucha con ellos, pero merece la pena, la verdad, todo esto merece la pena, los pobres no son perfectos, pero yo siento que son los preferidos de Dios y los quiero, los quiero mucho y me hace feliz estar entre ellos”.

Leer el testimonio completo en Misiones Ciudad Real:

Sept: "Para que los cristianos, inspirados en la Palabra de Dios, se comprometan al servicio de los pobres y los que sufren".
Beatos con alma africana: La Iglesia beatificará a dos servidores del Evangelio Pablo VI y Álvaro del Portillo.

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare